26/09/2010




¡Menuda noche he pasado! He sido la primera en caer. Tras la cena dimos un paseo por la selva. Nos acostamos agotadísimos tras todo el viaje, el acondicionamiento de las habitaciones y la excitación de por fin haber llegado. Tras acostarme, empecé a tiritar y temblar, aunque no tenía frío. Seguramente me estaba subiendo la fiebre y a eso de las 3 de la mañana decidí tomarme un ibuprofeno. Se despertaron todas las de mi habitación y me obligaron a decírselo a mi madre. ¡Qué malo es ir con la familia! Al final después de medicarme y acostarme en la habitación de mi madre, conseguí dormir un poco.
El cólico no me deja comer, ni hacer nada hoy, y la gente tampoco. Me siento una inútil, el primer día y ya mala. He tenido que desayunar para tomarme las pastillas de la malaria, son 3 y es mejor no tomarlas en ayunas. Aún así solo he podido tomar un poco de té para desayunar.
Estoy pasando el día entre la cama y el baño, mientras todo el mundo está preparando los quirófanos, el dispensario y la farmacia.
Angela, la chica que se va a quedar con los cuidados post-operatorios trabaja con nosotros en los quirófanos y come con nosotros, ya que acabamos muy tarde y ellos comen muy temprano. La comida es un buen momento, se comentan las jugadas del día, te relajas un poco y hay muy buen ambiente. Lo único malo es que sigo mala. El cólico no va a mejor y empiezo a desesperarme, es una sensación horrorosa cuando no puedes controlar tu cuerpo. Les he dicho a las compañeras de cuarto que luego me cuenten para poder escribir parte del diario.
A media tarde me ha vuelto a subir la fiebre. De vez en cuando recibo alguna visita para ver como estoy, pero el día se me está haciendo eterno. Entre que aquí los días parecen más largos y me paso todo el día en la cama, este día parece que no va a acabar nunca. Al final me han dado algo de trabajo y me he puesto a preparar la medicación para los operados. Simplemente tengo que sacar las pastillas de sus blisters, pero ya parece que hago algo útil. Espero encontrarme mañana mejor y poder ayudar más.




Comentarios